La familia Robles es maravillosa

8/6/08

Me siento muy orgulloso de llegar a donde he llegado. Todo trabajador aspira a llegar algún día a la cumbre de su carrera. Yo lo he conseguido, aunque mi trabajo me ha costado. Hay que luchar si quieres conseguir tu proposito. Nadie te va a regalar nada sin que tú hagas algo por ello.

Estudié protocolo y me saqué la carrera de filología inglesa hace ya bastantes años (no me gusta decir mi edad, soy un poco mayor), cosa que me ha ayudado enormemente pues, gracias a estos estudios, conocí a la que, por entonces, era la maravillosa familia Robles Andrade. Ahora los señores de la casa están divorcionados, y tanto ellos como los siete mayordomos, se han dividido en dos grupos. La casa es un poco grande, así que aunque viven aún juntos, casi no se ven. Actualmente trabajo sólo y exclusivamente para Alejandro Robles y Alejandro Robles Jr. Padre e hijo, ambos encantadores.

Mi vida es muy intensa porque vivo con gran pasión cada día en esta casa. Trabajo casi sin hacer nada. Sólo tengo que conectar las alarmas por la noche, desconectar algunas por el día, sacar de vez en cuando el perro de Alex (hijo) y abrir la puerta cuando hay visita esperada por los señores. Por suerte tenemos a dos señoras ecuatorianas que hacen el trabajo más duro. Las admiro profundamente porque por tres euros al día trabajan como mulas durante quince horas diarias. Domingos incluídos. Tienen una fuerza increíble. Incluso yo mismo algunos días les pago un euro más de mi propio bolsillo para que hagan parte de mi trabajo, y lo hacen. Me siento pleno cuando ayudo a los que más lo necesitan. Es muy fácil trabajar con esta buena gente. Tienen mucha suerte por haber sido contratadas por la familia Robles. Al menos, de vez en cuando, se quedan a dormir en la habitación donde duerme el doberman. Me comentan que es un lujo, porque a pesar de que el perro es un poco autoritario con su zona, la calefacción que ellas nunca han tenido, suple la parte negativa. Dicen que no pueden quejarse porque han aprendido desde pequeñas a agradecer lo que la vida les ha regalado. Ahora tienen una verdadera familia. Como la tengo yo. Gracias señores Robles.

Mayordomo Valmaseda.

6 Comentarios. Comenta tú:

Anónimo dijo...

encima ke duermen en una habitacion conm la calefaccion ke no se kejen las putas.

randi dijo...

Putos clasistas y racistas mereceis morir de una muerte lenta y dura.

Anónimo dijo...

¿Has puesto que el mayordomo estudió Filología Inglesa porque la gente con la que te metes estudia eso?

En serio, que asco me das. Sólo eres un gilipollas desocupado.

cyberwarrior dijo...

Estimado sr. Jr.
No suelo responder a los que comentan pero esta vez creo que merece este ingrato esfuerzo (que como todos caerá en saco roto).
Me gusta este incipiente blog porque:

a)el personaje es un pijo con conciencia de clase y que no se avergüenza de serlo. Lo haces muy bien incluyendo el alter ego de Valmaseda que puede darte mucho juego.

b) tu estilo es provocador y directo...para que vamos a andarnos con paños calientes: llamas a las cosas por su nombre o por el que crees que les corresponde (no entro en la estupidez de si estás en lo cierto o bien no tienes ni zorra idea de la vida, me da igual)

c) estamos ya bastante hartos de las buenas intenciones y de los salvadores beatíficos (todos estos que te insultan tienen un numerito para esa lista de ilusos)
c) para no ser un critico de blogs observo que te insultan bastante, yo diria (me he leido todos los comentarios) que nadie te ha dado un voto de confianza, por decirlo de una forma suave.

d) tu tema es original, poco visto y me he reido un montón leyendote, cosa dificil de conseguir a estas alturas en la blogosfera donde todos se parecen cada vez mas a todos.

Por todos estos motivos me caes bien y pasaré por aqui con regularidad...cuando seas mayor te haré una critica porque ahora me entra complejo de asaltacunas hacerla.

Un saludo y sigue así que vas de puta madre, tio.

Mayordomo Valmaseda dijo...

El señor Robles le agradece humildemente su crítica Cyber Warrior.

Diana dijo...

Jolín, qué violenta se pone la gente, ¿no? ¡Puffff! ¡Haya calma, señores bloggers! ¡Paz y amor! XD Que esto no está para insultarse, para eso ya está la televisión.