Diario de... "Una tercera persona"

23/11/08

Ya os hablé de Celia. Decidí enviar al señor Valmaseda a su casa con una invitación a cenar, el cual por cierto se queja de su empleo. Quizás deba hacerle saber que hay muchos inmigrantes que me cortaría las uñas de los pies por menos dinero del que recibe, de modo que es bueno que cada persona sepa cual es su lugar, él es mi mayordomo, ustedes la clase obrera y yo grande de España. Dicho esto, Valmaseda bajó hasta el piso de la presidenta de la comunidad con una bandeja de plata donde estaba la invitación. Ella aceptó y yo la esperé en el rellano de mi casa. Cuando ella llegó, reluciente a pesar de vestir informal, y después de negar conocer a Marcel, que me saludó en aquel momento y yo le ignoré, ambos entramos en casa.

Fue una velada divertida. Los dos charlamos distendidamente a la luz de las velas.

- Me dedico a administrar el holdings de la familia. Ya sabes, que si pongo esto en bolsa, que si pongo aquello en movimiento en Suiza, que si opa arriba opa abajo... . Le comenté a Celia. - Lo que tú y tu familia haceis en el monopoly yo lo hago a lo bestia.

Era un chiste para romper el hielo pero no parecía encontrarle la gracia porque no se rió.

Hablamos de nuestras respectivas casas, y me comentó lo cara que era su hipoteca. Yo seguía intentando romper aquella situación de seriedad creciente.

- Que curioso, tú tienes una hipoteca en un banco y yo tengo un banco, jajaja...

Seguía sin reirse, parecía una chica muy seria. Mi último intento de hacerla reir fue ridiculizando a Valmaseda delante de ella pero aún así no lo conseguí. "Que raro, si todos mis amigos se rien con esto", pensé.

Aunque finalmente logramos conectar. Indudablemente mi carisma hizo mella en su frío aspecto y nos retiramos a mi habitación. Cuando estábamos en el acto escuché un ruido de cerradura, y al encender la luz de la habitación esto fue lo que me encontré.

Mi primera reacción instintiva fue golpearla con una almohada. Celia me tranquilizó, y me dijo que era su abuela, que era una mujer muy clásica y quería que su nieta pudiera vestir de blanco inmáculo el día de su boda, ignorando que Celia hacía mucho tiempo que no era virgen. Así terminó la noche, ella tuvo que irse y yo que arreglar esta mañana la cerradura forzada. Creo que esta futura relación va a ser complicada.

8 Comentarios. Comenta tú:

PAKI dijo...

Por que no te tiraste a la abuela de celia?
Upss perdone mi grosería sr robles, es lo que tiene ser de la clase obrera...

Seguramente celia no se ríe porque también es de clase media, esas gracias son de pijos. Perdón otra vez.

Valmaseda es fiel a usted, debería valorarlo, no ha oído que el mayordomo de alejandro sana contó todas sus historias? Hasta las que no existían, y el chófer de la jurado? Diciendo que rociito metía a fidel a escondidas...

Imaginese que cuenta que estaba usted a oscuras con la abuela de celia en su habitación...menudo bochorno ...

Anónimo dijo...

vaya con la puta vieja, haber cogido una escopeta de tu abuela y cargartela.

Anónimo dijo...

Aaaamigo...esa visión erótica de la presidenta subida a la escalera en observación de las filtraciones, se le filtró en el deseo,¿eh, pecadoorrll?.
¿Ve lo que ocurre sñorito Alex? por ridiculizar al señor Valmaseda delante de otras personas, pues que se venga de usted descuidando la vigilancia o chivándose a la abuela de Celia.
Cuidado con esa viejuca, pues tiene pinta de calorra (triana pura) y pa eso de la virginidad son mu remirás.

¡¡¡ Qué lehtara passando ar probe migué que ase muso tiempo ke no salee.....
naino naino naino ....naino naino naaaaaaa !!! .

javimontero dijo...

QUE FANTASMA ERES ALEJANDRITO QUE FANTASMA, AVER CUANDO MADURAMOS Y LE DAMOS MAS RECONOCIMIENTO AL SEÑOR VALMASEDA,ES UN BUEN HOMBRE, UN HOMBRE DE LOS PIES A LA CABEZA, UN CABALLERO.

Valmaseda dijo...

Gracias por la defensa, Paki. Yo jamás actuaré como en el caso de Alejandro Sanz. Eso es una vergüenza para todo nuestro gremio.

Anónimo 1, por favor, eso es algo muy serio.

Señor anónimo, esa señora de la foto creo que es gitana o mestiza. Con eso se lo digo todo...

Javi, gracias por sus palabras.

El iResponsable dijo...

Una persona de su alcurnia no debe dejar escapar una antigüedad como esa. Diséquela y cuélguela en el salón.

Anónimo dijo...

O embalsámela y presuma de momia egipcia.

cyber dijo...

hostias, que careto mas conseguido!