Diario de... "Una emancipación"

12/11/08

Quizás me esté precipitando. Quizás aún sea muy pronto, pero soy muy impulsivo y a menudo tomo decisiones arriesgadas. Quizás me equivoque, pero creo que ya estoy preparado para volar del nido. Tengo 29 años, y creo que puedo emprender mi camino en solitario por los senderos de la vida. Estoy organizando la mudanza a un sencillo piso del centro, de 182 metros cuadrados. Un hogar muy acogedor pero espero que no me agobien el peso de sus paredes. Tuve una discusión con mis padres que aceleró el proceso de emancipación. Ellos no quieren que me vaya, y yo les he dicho que los visitaré a menudo, de hecho tengo que visitarlos una vez por semana de todas formas para recoger mi paga, pero seguían diciendo que no estaba preparado para emanciparme. Mi decisión es firme.

Ayer escogí a varios miembros del servicio para mi nuevo hogar. Como limpiadores elegí a Manila y Zuleira, las todoterrenos de la limpieza, y como mayordomo, obviamente, al señor Valmaseda. Seré vecino de mi amigo Marcos, que vive con su mujer, Rosy, y el abuelo de esta. Hoy comenzó la mudanza. Los camiones de la mudanza cargaron mis efectos personales y lo trasladaron al ático. Olvidaron una serie de cajas que tuve que transportar en mi porsche descapotable, que acabó con los amortiguadores rotos y toda la zona inferior arañada debida a la fricción contra el suelo. He aprendido que un porsche, aunque alcanze una velocidad de 120 km/hora en 8 segundos, es muy ineficaz como transporte de mudanza.

Pero ya me estaba cansando de ese vehículo. Ahora que vivo en el centro tengo que tener un coche más modesto, de modo que he escogido el mercedes SLR para ir por la ciudad. Mi hogar aún no merece tal título, pues aún no han venido a instalarme el jacuzzi, quizás no un artículo de primera necesidad, pero sí importante en todo hogar. Marcos me ha dicho que todos los vecinos son muy agradables, incluso la mujer del síndrome de Diogenes que vive arriba de mí, de manera que estoy tranquilo. Ahora me siento libre como el ave que escapó de su prisión. Y mañana me toca volver a la mansión para recoger la paga.

10 Comentarios. Comenta tú:

Anónimo dijo...

Ahí estamos sí señor para el año entrante vida nueva, vivienda nueva, coche nuevo, renueva, oxigena y recicla la sangre como hacen los rolling stones y demas gente pudiente.
Lo que no acabo de pillar es cómo en un ático, hay una vivienda encima¿¿..?? y encima con síndrome de diógenes..en fins, que no te recalen mucho los churritones.

Valmaseda dijo...

La señora Flores vive en la palomera, una vivienda sin cédula de habitabilidad, justo en la azotea.

kevin manager dijo...

del palacio? señor, q barbaridad!

Anónimo dijo...

Aun siendo así, señor Valmaseda, la señora Flores ¿estará a salvo de los lascivos ímpetus del abuelo Marcel?.Allá arriba como dos tórtolos.

dirtykitten dijo...

Alejandro me alegro mucho, espero que tu nueva vida te reporte satisfacciónes y alegrías, y que no sea demasiado duro el cambio de hábitat.

Para cuando la primera fiesta? Porque eso hay que celebrarlo.

Aunque no se yo si te acostumbrarás a vivir en tan pocos metros con mi ídolo Valmaseda, Manila y Zuleira...Yo de ti cambiaba a una de las asistentas por Conde xD

Un saludo :)

cyberwarrior dijo...

Enhorabuena Robles j.r.,

Después del detallado comentario sobre tu familia (la cosa se estaba agotando ya) que sirve como prologo a tu inútil vida ahora comienza una nueva etapa: el picadero de soltero...esperamos que le saques tanto rendimiento como la anterior.
Veo con mi único ojo que la señora de arriba tiene muchas posibilidades como personaje y esperamos impacientes la llegada de otros (tal vez puedas ligarte a una virgen de buena familia en una partida de tenis o squash...confiamos en que seas capaz de lograrlo aunque usando como argumento ese porsche arañado).

C.W.

Anónimo dijo...

Don Alejandro, que tal si organiza una fiesta inauguración del pisito?. Podría invitar a las señoritas Paty, Paki..y demas lectoras de su elegante blog(como todas ellas) para dotar de sugerente y marcado glamour a su atic's party.
Si me invita con otros contertulios, yo me ofrezco a brindar una espléndida sesión DJ, para amenizar tan brillante y festivo evento y al final de dicha sesión, tras un son de suave sirena, ceder paso a una gala de baile al compás de armoniosa y romántica música lenta (pa bailar agarrao), con no más luz que de la bola de espejitos y los azulados rayos de la luna llena, condimentado ese sutil ambiente con unos fresquitos sorbos de Moet Chandon. ¿chin chin?.

Mr. Hilton

PAKI dijo...

Me encantaria acudir a la fiesta.
Así uno puede emanciparse, recogiendo la paga cada semana...

Aún así enhorabuena!!

Anónimo dijo...

Eso eso, fiesta fiestuki carabanduki y si me invita a mi también, me complacería en sacar a bailar a las ecuatorianas con las cuales haría un trio estupendo, dado mis hechuras similares a las de Dani de Vitto. Forza Italia.

Besugosconi.

Anabel dijo...

Bienvenido al mundo de los emancipados, ahora empieza la aventura! ;-)